Gastro Madrid, Probando, probando

Quinqué, la cocina tradicional que da luz a Chamartín.

Hace unos días tuve la suerte de poder conocer el restaurante Quinqué. Llevaba tiempo viendo fotos y buenos comentarios sobre ellos, así que las ganas de comprobar si todo era cierto eran enormes!

Quinqué es el sueño de Carlos Griffo y Miguel Ángel García, quienes tras conocerse en Casa Marcial, se hicieron amigos, y un tiempo después formaron equipo y siguieron trabajando mano a mano en La Bien Aparecida y Bibo Madrid.

Fruto de la amplia experiencia de ambos nace Quinqué, donde elaboran una cocina de mercado con buen producto y recetas tradicionales, en un entorno familiar y agradable, decorado por ellos mismos! 

Su apetecible carta se basa en la estacionalidad del producto, lo que les lleva a ofrecer numerosas sugerencias fuera de carta.

Supe que la cena prometía cuándo tras pedir las bebidas, nos pusieron una buenísima sobrasada de vaca rubia gallega, con un adictivo punto picante, acompañada de unas riquísimas tostadas de pan de maíz con pasas 😉

Sobrasada Quinqué

Los platos que compartimos fueron:

Ensalada de bacalao y tomate de temporada. Esta vez eran tomate raff y tomate galactico, pero al tener siempre producto del día, los tomates cambian también según lo que ofrezca el mercado. Qué felicidad tomar tomates de verdad, con sabor auténtico!

Espárrago blanco glaseado con salsa holandesa y espárrago triguero. Un entrante muy bueno en el que la salsa da un toque diferente al plato.

Gambas de cristal, un crujiente muy fino y nada aceitoso. Ligeras y sabrosas. Entran como pipas!

Sus croquetas de jamón ibérico, que ya son marca de la casa. Muy cremosas. Imprescindibles!

Tortilla de merluza con piparras. Muy jugosa, con un tamaño perfecto para compartir en tres dos o tres, y con el punto genial el que le da la merluza!

Los principales:

Probamos unas fantásticas verdinas asturianas con berberechos. Suaves y perfectas para los amantes del cuchareo!

Verdinas con berberechos quinqué
Verdinas

Terminamos con el pescado fresco del día: un buenísimo San Pedro braseado con patata panadera y berro de agua.

El momento dulce de la noche llegó con un cremoso arroz con leche con azúcar quemado y una brutal y fotogénica tarta de queso. Deliciosos!

En Quinqué saben que nos gusta compartir, y por eso puedes pedir medias raciones de casi todos sus platos!

Mi próxima visita será casi seguro para conocer sus ricos desayunos (tortilla de patata, tostadas caseras, zumo natural) en su agradable terraza!

Mil gracias por llegar hasta aquí, nos leemos pronto!

Restaurante Quinqué

Precio medio: entre 35-45€

Hola! Qué te ha parecido el post?