Málaga
Mis Gastroviajes

Málaga, qué rica estás!

¡Ya está aquí el verano! Y que mejor forma de recibirlo que haciendoos una ruta para un finde express en Málaga, la ciudad Andaluza dónde el sol siempre brilla!

Nosotros estuvimos disfrutando un maravilloso fin de semana en casa de unos buenos amigos. La compañía hace mucho, así que espero que puedas rodearte igual de bien que nosotros, para que tu escapada gastronómica a Málaga sea tan genial como la nuestra!

Después de tomar un rico desayuno para coger fuerzas para todo el día, nos fuimos al paseo marítimo de la playa de Pedregalejo, donde teníamos una reserva en la terraza del mejor restaurante de la zona: El Caleño, un referente de la zona por sus pescados, mariscos y arroces!

El Caleño, Málaga

Como no podía ser de otra manera, empezamos pidiendo unos espetos de sardinas que estaban de 10! Además, poder ver como los hacen y comprobar su frescura, no tiene precio!

No hay plato más veraniego que este, verdad? Pienso en espetos y me transporto a las vacaciones de verano, sol, playa, tinto de verano y relax!!!

Después pedimos una ración de concha fina y bolos (esculpiñas), muy típicos de la costa Malagueña. Estaban buenísimos, se nota que Chico, su propietario, se ocupa cada mañana de ir al Mercado Central a seleccionar todo lo que van a ofrecer después!

El Caleño, Málaga

Seguimos con un buen calamar a la plancha y con unos boquerones fritos. Imposible disfrutar más con estos pescados tan frescos y sabrosos!

El Caleño Málaga

 

El Calero, Málaga

Llegó el plato fuerte de la tarde: un espectacular arroz con carabineros. Lo pedimos para 4 y comimos perfectamente los 6. Estaba en su punto perfecto y tenía un sabor que me hace salivar mientras escribo  😆

Qué no daría yo por teletransportarme allí mismito ahora mismo!!!

Málaga

El Calero, Málaga

Después de esta maravillosa comida, que disfrutamos por unos 32€ por persona, nos fuimos paseando a El Balneario, un restaurante con una espectacular terraza frente al mar. Un lugar perfecto para tomar algo por la tarde, en un ambiente relajado y buena música en directo.

Ya en el centro de Málaga, empezamos tomando una de las ensaladillas más brutales que probarás nunca en El Refectorium.

Fue la primera parada, después de dar una vuelta por las bonitas calles de Málaga.

Vimos su ambiente, visitamos su espectacular Catedral y al salir de ella nuestro amigo Pepe nos llevó a El Refectorium con el reclamo de probar su ensaladilla: Menos mal que le hicimos caso, creo que a día de hoy, es la mejor ensaladilla que he probado! El secreto, su mayonesa 😉


Ensaladilla El Refectorium, Málaga

La segunda parada fue el restaurante Eboka. En su terraza tomamos unas croquetas de ropavieja con mayonesa de hierbabuena que estaban de 10! Y unos sorprendentes fideos tostados con mayonesa de coral y langostinos. Perfecta mezcla de sabores y de texturas!

Fideos tostados, Eboka Málaga

La tercera y última parada la hicimos en la Taberna Uvedoble. Allí empezamos por otra ensaladilla, esta vez con gambas.  Estaba muy buena, pero no tanto como la anterior 😉

Ensaladilla Uvedoble Málaga

Luego tomamos un impresionante tataki de atún rojo con porra antequerana. La porra antequerana (muy parecida al salmorejo) acompañaba de maravilla a este buen tataki de atún.

Tataki de atún, Uvedoble Málaga

Y terminamos con un buenísimo lagartillo de ternera vuelta y vuelta, acompañado de patatas fritas. Carne tierna y jugosa y en el punto perfecto!

Lagartillo Uvedoble Málaga

Para poner el punto dulce al fin de semana, pedimos un coulant con helado de mango y una tarta de queso.

 

Tarta de queso Uvedoble Málaga
Tarta de queso con fresas.

Y aquí terminó nuestro fantástico fin de semana en una ciudad que enamora, gracias a unos anfitriones de 10!

Volveremos pronto! Esa ensaladilla me espera! Y también los paseos en patinete, los espetos, la cocina tradicional de Don Pepe 😉 , las vistas desde sus impresionantes terrazas, mis amigos y el sol!

Gracias por llegar hasta aquí, nos vemos pronto!!!

 

Hola! Qué te ha parecido el post?